Sociedad de la información

Desde que el ser humano tiene conciencia de su propia existencia, adquiere unos hábitos de comportamiento que tienden al contacto con otros seres de su entorno. Es por lo que podemos decir que somos seres sociales por naturaleza.

Con el avance de las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) se ha ampliado el concepto económico de la globalización a las relaciones sociales apareciendo el concepto de sociedad de la información en la que las tecnologías que facilitan la creación, distribución y manipulación de la información juegan un papel esencial en las actividades sociales, culturales y económicas. La aparición de internet y su utilidad a nivel usuario por la amplia mayoría de habitantes del planeta, ha sido el empujón necesario para acercar la distancia entre las personas y la información a lo largo del globo; siendo  la aparición y uso continuado de smartphones, tablets, portátiles, smart-TV, e-books y redes sociales, determinante para tal desarrollo.

Ahora bien, La sociedad de la información no está limitada a Internet, aunque éste ha desempeñado un papel muy importante como un medio que facilita el acceso e intercambio de información y datos. Y es que de acuerdo con la declaración de principios de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información, llevado a cabo en Ginebra (Suiza) en 2003,no hemos de olvidar que la sociedad de la información debe estar centrada en la persona, integradora y orientada al desarrollo, en que todos puedan crear, consultar, utilizar y compartir la información y el conocimiento, para que las personas, las comunidades y los pueblos puedan emplear plenamente sus posibilidades en la promoción de su desarrollo sostenible y en la mejora de su calidad de vida, sobre la base de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas.

A continuación podréis ver en este vídeo el informe de datos de la Sociedad de la información en España durante 2014.

Bienvenidos

Hola a todos.

Tras años de experiencia docente y dado que en los tiempos que corren, las nuevas tecnologías forman ya parte de nuestra vida cotidiana. Como profesor de la asignatura de Lengua castellana y Literatura he visto conveniente introducir de forma complementaria, y ya no solo de manera esporádica, el uso de las nuevas tecnologías en mis clases. El amplio abanico de posibilidades que nos brinda internet, así como la enseñanza reglada del buen uso de la misma, para poder tener acceso al amplio caudal de información que se encuentra en la red de redes y al tratamiento de la misma, es algo que compete a gran parte de la sociedad y sobre todo a todo al ámbito docente.

En nuestro día a día nos encontramos rodeados de información. Si a esto le añadimos la necesidad natural del ser humano de comunicarse y sociabilizarse utilizando no solo los cauces convencionales, sino también las nuevas herramientas proporcionadas por las nuevas tecnologías, nos hallamos con una necesidad real de utilizar de manera correcta los códigos comunicativos y las vías por las que fluye la comunicación para que nuestro mensaje sea comprendido por el mayor número de receptores. La adquisición de la competencia lingüística es el fin que fundamenta el esfuerzo realizado; dado que un ciudadano competente, lingüísticamente hablando, podrá comprender y expresarse de manera oral y escrita, sobre el tema que él decida.

Gracias a las nuevas tecnologías el mundo cada vez es más pequeño, por ello hemos de propiciar con nuestro trabajo, que el buen conocimiento de los códigos comunicativos apoyados en nuestra lengua y nuestra cultura sean herramientas con las que nuestros jóvenes puedan construir su propio futuro y alcanzar sus metas.

Por dichas razones nace “EducaLengua”. Un portal dedicado a la asignatura de Lengua castellana y Literatura, en el que además de servir de apoyo a mis clases presenciales en el aula, mi alumnado, y cualquier usuario que lo desee, podrá encontrar información relacionada con la materia, al alcance de un clic.

¡Adelante!

Antonio Manuel Membrilla Fernández

Profesor de Lengua Castellana y Literatura